El sufrimiento no es parte

de la vida 

El sufrimiento no es parte de la vida, el dolor sí. 

Cuando algo nos es difícil, se produce una emoción de contrariedad, dolor, enojo y/o frustración.

 

A esa emoción le agregamos nuestras historias, como: 

-No debería de ser 

-No debí de haber hecho

-Y si yo hubiera

-Y si el otro hubiera

El sufrimiento viene de estas ideas.

  

Si nos quedamos solo con la sensación, en este instante, sin las historias del pasado o del futuro, el sufrimiento baja de intensidad o desaparece.

El dolor es la emoción pura del instante, o la alegría pura del instante; se vuelve sufrimiento cuando lo rechazamos o cuando queremos más (en el caso de que sea una emoción placentera)

 

Prueba estar nada más con lo que estás sintiendo, ya sea cómodo o incómodo. 

No le agregues tus historias.

Chica sentada en la ventana