Dejo ir el deseo de controlar

Si hay algo en mi vida que no está dando el resultado que yo quisiera, o alguien está actuando distinto de lo que a mi me gustaría, lo que me toca es: 

-Soltar el control

 

Cuando sentimos que estamos atorados con una situación y nos está generando corto circuito interno y externo, quiere decir que llegó el momento de rendirnos:

 

-Confío en que las cosas son como tienen que ser. 

-Me pongo en manos de Dios o de un poder superior 

-Digo: “ayúdame a aceptarlo y a fluir con esto de la mejor    forma en que yo pueda“

pexels-tatiana-syrikova-3932962.jpg